Los sistemas OFF GRID son ideales para campos y lugares donde no llega la energía. Son silenciosos, automáticos, sin mantenimiento y a mediano y corto plazo más económicos que los costos de abastecer con combustible un grupo electrógeno.